“One, two, three, fab!”

Cuentan que George Harrison, tras la primera sesión de grabación en los estudios de Abbey Road en Londres, casi echa a perder el presente y futuro de The Beatles tras un simple vacile al productor George Martin. Se conoce que el viejo Martin, quien no se mostró especialmente impresionado por la calidad del cuarteto de Liverpool, hizo subir a la cabina de producción del estudio 2 al grupo para comentar las anotaciones y correcciones correspondientes. “Solo os pido que seamos sinceros, no nos conocemos, os jugáis mucho y hace falta tener autocrítica, hay cosas que no me gustan, no sé qué tenéis que decir al respecto…”. Al bueno de George, a quien la historia bautizaría como al  ‘Beatle callado’, no se le ocurrió mejor cosa: “Bien, para empezar, no me gusta tu corbata”. Se dice que John Lennon replicó duramente a Harrison sobre su comportamiento y que le amenazó alegando “más vale que no la hayas jodido, porque te tiro al río”.
Hoy se cumple medio siglo del primer álbum grabado de The Beatles, ‘Please Please Me’, 50 años del comienzo de una inigualable carrera de luces, sombras, mitos, leyendas y un sin fin de historias como la que estás leyendo ahora. No es un disco que me entusiasmara mucho en el momento de escucharlo entero por 1ª vez hace casi 3 años, cuando salió al mercado toda la discografía remasterizada. Con los años, uno lo saborea con cariño, nostalgia y una sonrisa burlona por el tono y letras que utilizaron los muchachos en sus comienzos. Si bien es cierto que el LP comienza con el clásico de los clásicos, ‘I Saw Her Standing There’, con Sir Paul dándolo todo a sus 20 años recién cumplidos. Un éxito que McCartney no ha dejado de interpretar en ninguno de sus cientos de conciertos.
Poco antes de ser asesinado, Lennon concedió una entrevista donde mostraba su enfado con aquellos que menospreciaban el trabajo realizado para su primer disco. “Deberían prohibirles escuchar música, creen que es fácil componer, cantar, producir y vender, nadie sabe lo que nos costó llegar y por todo lo que tuvimos que pasar como para que vengan 4 imbéciles a reírse de un gran trabajo. Claro que con el tiempo supimos progresar e ir hacia mejor, pero odio a todos los que critican este álbum”.

El álbum supone oficialmente el debut como batería de Ringo Starr, ya que quien originalmente iba a ocupar el puesto de baterista en The Beatles era Pete Best, un tipo a quien Lennon y McCartney largaron por llevárselas a todas en los conciertos de Hamburgo. Pero la historia cuenta otra versión totalmente diferente, y es que a George Martin no le convenció la puesta en escena de Best y ofreció al cuarteto la posibilidad de incorporar a otro baterista para grabar ‘Love Me Do’. A los muchachos no les tembló el pulso y de la noche a la mañana consiguieron contratar a Ringo para la grabación del LP, con la ayuda de Brian Epstein, mánager del grupo.

La machada del grupo fue brutal. The Beatles realizó la grabación del disco (con todos los fallos y errores que puede supone el hecho en sí) en un solo día. Prueba de ello es ‘Twist and Shout’, donde se le puede escuchar a Lennon afónico, con la voz desgarrada y rota después de varias cajetillas de tabaco y 12 horas de interminables de grabación. George Martin comentó: “Eran bastante malos, entiendo por qué otras discográficas los rechazaron, pero cuando los conocí, me encantaron”. Ambas partes juraron amor eterno.

Si tenéis la oportunidad de escuchar el disco estos días, no os perdáis ‘Anna (go to him)’, ‘Boys’, ‘Please Please Me’, ‘Do you want to know a secret’ o ‘Twist and shout’, entre otras, pero os pongo una selección de lo más digerible antes de que os vayáis tragando un disco que yo supe asimilar y cogerle cariño con el tiempo. Cabe añadir que se tratan de los comienzos de The Beatles, un grupo que se había formado 5 años antes, en 1957, y que tuvo que vérselas con todo tipo de dificultades, desde los conciertos de instituto, hasta The Cavern, pasando por varios tumultos en Hamburgo. El 1970 pondrían punto y final a una carrera de 8 años en los mercados con el resultado de 14 discos.

Post Your Thoughts