¿Ganará el Barça la Liga? Razones

Festejo-Lionel-Messi-EFE_CLAIMA20160130_0091_28

 

 

 

 

 

 

 

 

El equipo ha marcado las diferencias en Liga, liderando 29 de las 37 jornadas disputadas hasta la fecha. Es el equipo más goleador (109 goles) y con permiso de los colchoneros, el menos goleado (29 goles). Tiene a Luis Suárez como máximo artillero con 37 dianas y al Messi más asistente y jugón que se recuerda. Los 39 partidos invictos, la regularidad mostrada hasta El Clásico de abril y la superioridad mostrada ante el resto de clubes son motivos suficientes como para creer que el equipo de Luis Enrique revalidará la competición doméstica. Solo con encomendarse a Messi y al olfato de Suárez, quien aspira a la Bota de Oro, debería bastar para doblegar a un Granada salvado e insulso en casa. La excelencia no significa el triplete cada año, sino desarrollar una idea, evolucionar ante equipos cada vez más reforzados y el Barça ha sabido reinventarse en un mercado cada vez más competente.

NO

messi-bot-por

 

 

 

 

 

 

 

 

El Barça no es el mismo desde enero. Mantuvo una racha invicta que le permitió nadar el abundancia y mantener la ropa guardada, un espejismo estadístico que ocultaba las carencias de una plantilla fuera de forma, con un juego que no alcanzaba al del nivel de diciembre. Con el escudo de campeón del Mundo impreso sobre el pecho de la elástica blaugrana, el tridente ha sido el único motor que ha dejado a flote a un Barça que apenas ha tenido rivales hasta abril. La inercia goleadora de la MSN sostuvo al vestuario en partidos como los de Las Palmas, Málaga, Levante o Villarreal. Los culés mantuvieron sendas ventajas de (2-0, 0-2) al descanso en al menos 3 partidos, hasta tirar por la borda lo logrado. Luis Enrique ha sabido espabilar al equipo desde la derrota en casa ante el Valencia, con un espectacular registro de 21-0 en cuanto a goles anotados y recibidos. Sin embargo, la perezosa actitud ante el Betis y Sporting resucitan fantasmas de épocas como las del Tamudazo o la era Martino, y que hacen dudar a un equipo que en diciembre parecía comerse el planeta.

Post Your Thoughts